Saltar al contenido

Amor verdadero

Verdadero amor

En este artículo averiguaras como llegar al verdadero amor

Por fin llegamos a la tan aclamada definición de amor. A partir de todo lo estudiado, definido que no es, que etapas tiene,  porque sufrimos con este tema y de donde surge podemos decir que el amor es una decisión.

Cuando yo logro vencer por medio del amor propio y el desarrollo personal todas las falsas definiciones de amor verdadero que planteamos en el artículo, logro controlar mi enamoramiento y apego, y estoy tan completo conmigo mismo que no busco felicidad en los demás sino que la doy, ahí, justo ahí es que yo tomo la decisión de amar a quien yo quiera, yo decido, yo elijo, no por necesidad, no por dependencia, sino por pura elección, porque junto a esa persona todo se propulsara el doble, soy maduro, seguro y feliz y mis relación tal vez no vayan a ser perfectas, pero si va a ser plenas.

Estas reflexiones sobre el amor verdadero que sí existe,  es un amor incondicional, un amor real,  eterno, y es diferente al  deseo, al capricho, a necesitar, al estar enamorado, al  apego, a querer o adorar, a gustar o a la calentura. Es un amor completo donde no necesitas una  media naranja que te complete. Eres tu contigo mismo y ahí estás preparado para seguir al siguiente paso.

Síntomas del amor verdadero

Amor propio

El amor propio es la primera etapa para que una persona pueda construir la mejores creencias y el mejor comportamiento para tener las relaciones que quiera, con las personas que quiere y como se le dé la gana. En nuestra cultura popular latinoamericana se castiga de cierta forma el amor propio o lo que se llama en otras partes como el ego positivo.

En la mayoría de nuestros países se promueve más el ser una persona humilde a ser una persona triunfadora. Esa condición produce un desequilibrio en nuestra autoestima, donde no nos permite desarrollar un sentido de merecimiento para grandes cosas, donde muchas veces hace falta el respeto, la ambición, la seguridad y la confianza en sí mismo, donde está penalizado sobresalir, tener dinero, escoger a la mujer más hermosa o al hombre más guapo,  no sentimos merecer amor.

El amor propio es el mejor chaleco antibalas que hay para evitar todos los puntos anteriores por lo que sufrimos.

Cuando tienes amor propio no importa si te enamoras de una persona, porque si estás enamorado de ti y de tus sueños, tus cualidades, proyectos, y tu vida general, la droga por el enamoramiento puede ser cambiada fácilmente otra vez por la droga que tu cerebro genera automáticamente con tu vida. La mejor amante que puedes tener se llama  SUEÑOS y PROYECTOS DE VIDA, ese par nunca te dejara, nunca te engañaran.

También nunca te fundirás demasiado con nadie, ya que si tienes amor propio entonces tienes una individualidad bien definida y como  te quieres lo suficiente para no perderte por el apego generado en alguna relación dado el caso de que tengas una ruptura, te recuperas muy rápido porque ya tiene un compromiso de por vida contigo mismo y sabe que grandes cosas te esperan.

Las fantasías de una persona con amor propio suelen ser más reales y espontáneas porque no sueñan en completarse con alguien, porque se sienten completos consigo mismos, una persona con amor propio no se desilusiona porque sus expectativas son reales, apunta alto porque sabe que merece lo mejor pero también conoce lo real, las fantasías están alrededor de sí mismo y no con otra persona, su vida la ama tanto que no busca alguien que sea genial para alegrar su vida sino que quiere a alguien que recorrer con él o ella su vida maravillosa sin tener tampoco que completar ni alegrar a nadie.

No le interesa lo que la sociedad piense, una persona con amor propio hace lo que quiera y va hacia donde quiera porque confía en sí mismo, no permite que la sociedad ni la familia le diga que está bien o no, puede escuchar sugerencias pero nunca aceptará imposición y mucho menos en el amor, su rol en las relaciones es creada por él o ella y no impuesta. Tiene más probabilidades de ser independiente, porque una persona con amor propio se quiere tanto que es independiente, está feliz con él o ella misma y buscará tomar ese rol frente a cualquiera que esté con él o ella. Eso quiere decir que nunca dependerá de nadie para nada, la palabra correcta es que hace equipo con alguien que decide por cuenta propia «conquistar el mundo junto a él o ella».

Otra forma donde surge el amor verdadero y que también sirve de estrategias para evitar todas las formas anteriores de sufrimiento es la de desarrollo personal. No solo es amarte y creer que eres perfecto, el amor propio radica también en saber que no eres perfecto, radica en saber que aunque haces lo posible por hacer las cosas bien y lo haces bien muchas veces te equivocas y tienes defectos por corregir y trabajaras en eso.

Al trabajar en ti y en tus defectos no solo demuestras aún más amor propio sino que te vuelves mejor persona. El amor propio real (y no el narcisismo o el egocentrismo) genera mejores personas, ya que una persona que realmente se ama y se ha trabajado así misma puede verse reflejado en los demás y dejar de criticar y juzgar, es compasiva y amable, sin dejar de quererse y hacerse respetar.

Son personas que no caerán en juegos emocionales, son difíciles de manipular, tienen mucha certeza de a dónde van y que quieren, así que es difícil que se confundan con el tipo de personas que quieren en su vida, saben que comportamientos aceptan y que otros no. A partir del trabajo que han hecho en sí mismo como seres humanos controlan el apego y el enamoramiento porque tienen la capacidad de decidir porque se conocen. Son asertivos y saben negociar los puntos en desacuerdo con las personas.

Trabajan también en su habilidad de conquista porque saben que es necesaria, saben que si son rechazados vendrán más personas que pueden tener esa conexión especial que buscan,  buscan ser correspondidos, no se afanan, pero tampoco tiene miedo de ir directamente por lo que quieren, no tienen miedo de probar y de atreverse porque saben que están completos y que nada grave puede pasar, pasa por las etapas del enamoramiento sin problema, genera apegos sanos y mantienen su individualidad fuerte, negocia con la persona para formar un equipo de vida sin imponer ni exigir, y así como su vida tiene proyectos, también los buscará en la relación para que tenga sentido.

 

Las tres conexiones de pareja

Después de que hayas encontrado el amor propio y te hayas convertido en una persona independiente, y después de haberte entrenado en habilidades de conquista, hayas tenido muchas experiencias exitosas con diferentes parejas y hayas definido que quieres y que no quieres en alguien, lo que sigue es tratar de encontrar una persona con las que tengas una conexión más profunda.

El amor de pareja verdadero requiere una conexión que te permita sentirte pleno en varios ámbitos. Las tres conexiones que se buscan acá son claves para tener relaciones sanas y exitosas y no sentir que es una relación forzada que se lleva a cuestas, se debe buscar las tres conexiones, si falta una, tarde o temprano la relación flaqueara.

Conexión física: Esta es la conexión más obvia, la persona que está contigo debe atraerte físicamente y tú debes atraerla también, deben considerarse bonitos atractivos, deben mirarse con gusto físico y pasional. En la intimidad debe haber una conexión y una fluidez que permita tener una satisfacción física entre los dos.

Todos sabemos que esta conexión es muy importante y sin ella no abra una relación sana, sin embargo si basamos nuestra relación en solo esta conexión, se convertirá en una relación banal basada en el placer y la belleza física, y no durará mucho tiempo. Las personas que tienen una relación basada en esta conexión tendrán muchas peleas por discordancia en sus proyectos o personalidades.

Conexión emocional: Este tipo de conexión radica en las emociones, en las sensaciones que me evoca esa persona, es el gusto por estar junto a mi pareja y el apoyo emocional que me genera.

Se identifica por qué me siento enamorado, me parece fantástica la persona que tengo al frente, puedo identificar los aspectos que la hacen especial y cuando estamos juntos nuestras personalidades se conectan. Tenemos una conexión en nuestro comportamiento que hace que nos divirtamos juntos, sentimos cariño y aprecio por el otro y nos dan ganas de fundirnos junto a la otra persona.

Este tipo de conexión también es muy importante, especialmente para relaciones largas, sin embargo las relaciones que están basada en la conexión emocional suelen estar acompañado de apego y dependencia, muchas veces el cariño y aprecio por el otro nos lleva a perdernos a nosotros mismo, idealizar a la otra persona nos lleva a hacernos cargo de una relación que no tiene dirección ni futuro sólo porque se tiene cariño. En el caso de que solo uno de los dos sienta la conexión emocional se puede entrar en la famosa friendzone.

Conexión mental: Esta es la forma más elevada de conexión, mucha gente la tiene, los amigos, colegas y seguidores en redes sociales. Generalmente hace referencia a la afinidad en valores y ética moral con los que una persona afronta la vida, se refiere a lo que yo creo que debe ser y por lo que yo lucho.

Cuando una relación carece de esta conexión, la pareja sufren reveses, fricciones y roces, ya que puede que los dos no compartan el mismo sistema de valores por lo que dirigirán la casa, el dinero y la educación de manera diferente. Este tipo de desconexión no permite que una relación crezca y fluya, por lo que tarde o temprano por desgaste o desespero las relaciones se acaban.

Esta es la conexión más importante a la hora de encontrar pareja, si encuentras a alguien que te parece atractivo, te llevas bien y encuentras su personalidad muy afín, y aparte de eso piensa y se dirige al mismo lugar que tú, CASATE, esa es la persona, no hay que pensar más, ya la encontraste.

Por otro lado si una relación solo se basa en esta conexión será una relación fría y sin calor que a la más mínima provocación de alguien mucho más interesante física o emocionalmente, romperá esos valores fríos y sin fundamento. Una conexión basada solo en lo mental será excesivamente racional, aburrida y casi de amigos.

Negociación y acuerdos en las relaciones de pareja

 Ya estableciendo una relación, muchas veces nos preguntamos ¿Cuánto debe durar? Ahora ¿estoy con esa persona para siempre? ¿Cómo puedo tener una relación que dure y que sea sana? Para empezar quiero decir y aclarar algo fundamental en las relaciones y en la vida humana, ES IMPOSIBLE NO EQUIVOCARSE, a lo que me refiero es que no nos podemos preparar para nunca fallar, pero si nos podemos preparar para dos cosas, la primera para hacer las cosas bien y la segunda para levantarnos después de fallar. Me enfocare en la primera. Muchas veces podemos hacer las cosas bien y fallar.

Hacer las cosas correctamente reducirá drásticamente las posibilidades de que falles, pero no evitará nunca que te equivoques o que sufras algún revés. Ya trabajando en el amor propio, en las habilidades de conquista y buscando las tres conexiones correctas para encontrar una pareja exitosa lo que queda es saber llevar esa relación de forma sana, exitosa y virtuosa.

Una de las razones por las que muchas relaciones no funcionan es porque la mayoría de la gente asume cosas en el otro que no ha comprobado, asume creencias como ciertas y no se da cuenta que su pareja puede tener un concepto diferente de cariño, sexualidad o de la misma relación, diferente a él mismo. Esto está bien explicado en la primera parte del artículo donde explico la programación de la sociedad con respecto a las relaciones. A partir de esto es importantísimo hacer preguntas clave a la persona acerca de sus relaciones, de lo que significa el amor para la otra persona, y de que espera.

Muchas mujeres creen que un hombre que no responde a sus exigencias simplemente es desconsiderado y sin decir nada huye sin explicarle al hombre lo que pasó. El hombre se lastima y no aprendió nada y la mujer está buscando una aguja en un pajar.

Muchos hombres asumen que una mujer está satisfecha con su comportamiento y nunca piensan en preguntarle ni en preocuparse por saber realmente como se conquista día a día a esa mujer en particular pensando que todas son iguales.

La relación termina, y él justifica la ruptura con alguna de las creencias habituales masculinas de cómo son las mujeres, que generalmente son mentira. Así que en ambos casos se debe averiguar el concepto personal de amor y su expresión en una relación, preguntas como ¿Qué es el amor? ¿Cómo debe ser una relación para ti? ¿Qué es lo que más te puede molestar en una relación? ¿Qué tipo de relación buscas? ¿Qué valores deben regir una relación para ti?

Si averiguas estas preguntas en la persona con la que estás pensando tener algo serio, debes establecer ACUERDOS claros y entendibles para que la relación sea guiada por un comportamiento justo que beneficie a los dos. Dado el caso que no se pueda establecer acuerdos para una relación seria a largo plazo las negociaciones se derivarían a relaciones cortas, independientes e incluso causales sin mayor involucramiento emocional.

Cualquier sea el caso, para evitar confusiones y relaciones sin beneficios el siguiente paso para tener relaciones exitosas, incluso donde solo se tenga sexo, es la capacidad que tenga la pareja de establecer acuerdos y negociarlos hasta que se establezca una relación GANAR-GANAR.

Eso quiere decir que los dos aceptan términos de una relación específica que se comprometen a seguir. Se necesita mucho amor propio para establecer acuerdos, ya que por miedo a perder la atracción o de seguir en la soltería muchos sacrifican sus valores o sus proyectos a cambio de la compañía.

Tampoco nadie es exento de que la pareja no cumpla los acuerdos. Como dije, tu responsabilidad es hacer las cosas bien y de levantarte cuando no resulte como esperabas, eso es lo único que controlas, de resto no puedes controlar al otro.

WhatsApp chat