Saltar al contenido

Fortalezas y debilidades

Reconoce tu valor interior

 

No importa quien seas, tienes tanto fortalezas como debilidades. Si tienes un autoestima muy baja y crees que no tienes nada que ofrecer pues te equivocas, todos tenemos algo, piénsalo ¿la gente no te busca a veces por algo? ¿En tu trabajo en que eres bueno? ¿Qué materias del colegio te gustaban de niño? ¿En qué tema eres muy conocedor? ¿En tu casa haces cosas que tal vez los demás no hacen o se les dificulta? ¿Físicamente no tienes alguna fortaleza? ¿Has enseñado algo o explicado alguna vez? Ahora si tienes un ego gigante y crees que no tienes defectos pues pregúntate ¿Todos tus logros los podrías replicar completamente solo sin ayuda? ¿Nunca te has equivocado? ¿Sabes hacer todo, incluso fuera de tu área o campo? ¿Hay algo que te dicen generalmente que no les guste a las personas? ¿Siempre discutes o tienes conflicto por las mismas actitudes que tienes?

Ejercicio

Escribe en una hoja entre 5 a 10 fortalezas que tengas y 5 a 10 defectos que creas que tienes. Si necesitas ayuda pregúntale a tu círculo cercano.

Pregúntale a 10 personas cercana que creas que te conocen sobre tus fortalezas y debilidades. Este ejercicio te hara ser consciente de muchas cualidades y fortalezas que tal vez no estabas teniendo en cuenta o que tal vez ni tu mismo valorabas.

El darte cuenta de que tienes fortalezas te hará quererte más y ser consciente de lo único que eres. Los defectos te harán ser consciente de los puntos que puedes trabajar para ser mejor persona, también te hará pensar que no es tan difícil superar esos defectos.

Ejercicio 2

Después de este ejercicio quiero que hagas un recuento de todos los retos que has enfrentado en la vida y has superado. ¿Esas fortalezas te han ayudado? ¿En esos momentos pensaste que no lo lograrías pero al final si lo hiciste? ¿has ayudado a otras personas con esas fortalezas?

Toma todas las fortalezas y cualidades que anotaste y anótalas en una hoja que leerás todos los días. Toma todas las debilidades y defectos y copia como te gustaria ser si pudieras trabajar en esas debilidades. Ejemplo. Si eres impuntual copia en una hoja que eres una persona puntual.

En la hoja deben estar las fortalezas que ya tienes y las que quieres desarrollar. Al leerlas todos los días recordaras que eres una persona valiosa que ya tiene valor y que puede llegar a ser mucho mejor. Hazlo por tres meses y veras la diferencia.

¿Ahora ves lo valioso que eres?